Quienes Somos

Arranz Abogados se rige por los principios fundamentales de la deontología, los cuales son normas éticas de conducta que se encuentran presentes siempre en nuestra actuación

1.1. Independencia. En el Estado de Derecho, la independencia intelectual y moral del Abogado es condición esencial para el ejercicio de su profesión, al igual que lo es la de los Tribunales. La independencia del Abogado, que deberá permanentemente preservar, constituye la garantía de que los intereses del cliente serán defendidos con objetividad. 
1.2. Dignidad. El Abogado debe siempre actuar conforme a las normas de honor y de la dignidad de la profesión, absteniéndose de todo comportamiento que suponga infracción o descrédito 
1.3. Integridad.Integridad. El Abogado debe ser honesto, leal, veraz y diligente en el desempeño de su función, y en la relación con sus clientes, colegas y Tribunales, observará la mayor deferencia y evitando con los mismos posiciones de conflicto. 
1.4. Función social.Función social. El Abogado como servidor del Derecho y partícipe en la función pública de la Administración de Justicia, orientará sus actuaciones como servicio a la Sociedad. 
1.5. Secreto profesional.Secreto profesional. La confidencia y la confianza son esenciales características de las relaciones del Abogado con sus clientes, colegas y Tribunales, que imponen el derecho y deber del secreto profesional, que habrá de guardar de todos los hechos y noticias de que conozca por razón de cualquiera de las modalidades de su actuación profesional y no pudiendo ser obligado a declarar sobre los mismos. 
1.6. Inmunidad.Inmunidad. La inmunidad, prerrogativa del Abogado, existe en interés de la Administración de la Justicia, ampara la libertad de expresión y de defensa, las que deberán ser ejercidas de forma responsable. 
1.7. Libertad de elección.Libertad de elección. El cliente elige libremente a su Abogado y, todo Abogado tiene el deber de facilitar el ejercicio de este derecho. 
Por ello ofrecemos a nuestros clientes un alto compromiso con sus necesidades y controversias surgidas en sus relaciones cotidianas.