jueves, 18 de junio de 2015

Subasta Cementerio Privado.



SE SUBASTA DE UN CEMENTERIO PRIVADO.

He considerado oportuno, hacerme eco de la siguiente noticia que afecta a más de un centenar de personas, y que en la actualidad ni siquiera saben de su existencia.

A mediados del año 2011, la Mercantil Grupo de Empresas TORSISA S.L, propietaria de un Cementerio privado denominado “Parque San Jaime”, sito en la localidad de Ribarroja, ha entrado en concurso de acreedores.

En sus inicios, el Cementerio se erigía como una oportunidad de poseer un Nicho, Panteón o Columbario en propiedad para toda la vida, rodeado de jardines y con una estética mucho más bonita y agradable que un Cementerio normal, dotado de todas las instalaciones y servicios que lo configuraban como una gran oportunidad. 

La peculiaridad del “Parque San Jaime”, es que se trata de un cementerio de propiedad privada y gestión privada, esta última se llevaba a cabo mediante un contrato privado entre los propietarios del Campo Santo y las distintas empresas que se han sucedido en la propiedad (Necrópolis  Valenciana, Neviprasa, entre otras, y finalmente por el Grupo de Empresas TORSISA S.L). 

El Cementerio se constituye como una Comunidad de propietarios, por lo que todos son propietarios del espacio funerario adquirido, de la zona de aparcamiento, zona de reserva y de los aprovechamientos de los elementos comunes, encomendando la gestión del Cementerio a una empresa también privada, la cual han ido cambiando a lo largo de estos años. 

La cuestión no es baladí, ya que la situación concursal de la Empresa, supone que todos los terrenos pertenecientes al Cementerio sean objeto de subasta y adjudicación a un tercero, dejando en consecuencia el Parque desprovisto de los servicios y prestaciones que todo Campo Santo requiere, pudiendo quedar abocado al más absoluto de los abandonos.

Es por ello que desde el año 2012, se ha intentado sin resultado alguno – pese a la denuncia interpuesta contra la Mercantil-, que los Administradores Concursales reúnan a los 300 propietarios afectados, para informarles de la situación en la que va a quedar el Cementerio una vez adjudicado a un tercero, el cual adquiere el terreno pero no la gestión, pudiendo cerrar las puertas del Cementerio e impedir entrar a ver a los familiares, y ello debido a que las servidumbres de paso que tienen los propietarios para acceder a su panteones o nichos no están inscritas en el Registro de la Propiedad, es decir no están reconocidas legalmente.

Ello supone, que si el nuevo adquirente no quiere asumir la gestión del Parque, puede cerrar sus puertas y negar el paso a todos los propietarios que pretendan ir a visitar a sus familiares, ya que legalmente no tienen obligación alguna de permitir dicho acceso.

Pero la cuestión es más escabrosa aun si cabe, ya que al ser propietarios, la Ley Valencia de policía mortuoria exige una serie de medidas, que de no cumplirse darían lugar a importantes sanciones administrativas, que recaerían sobre los propietarios incluso habiendo procedido a la exhumación de sus familiares, por cuanto, el cumplimiento de la normativa autonómica viene impuesta por la propiedad y no por el uso, habida cuenta que, tendría que pasar un mínimo de años desde el último enterramiento para desocupar la parcela.

Actualmente, el Cementerio se ha subastado electrónicamente, estando pendiente la adjudicación de los terrenos, a favor de un tercero que como se ha comprobado nada tiene que ver con el negocio funerario, lo que lleva a plantear a un más si cabe el destino que se le pretende dar al Cementerio.

En opinión de la que suscribe, estamos ante una barbarie urdida por empresas promotoras cuyo único interés es la obtención de beneficios económicos dejando a un lado las connotaciones sentimentales que dicha actuación puede provocar en los cientos de propietarios que tienen allí enterrados a sus familiares, quienes en un periodo breve de tiempo pueden ver limitado su derecho a ir a visitar a su familiar enterrado y pueden ser objeto de importantes sanciones de naturaleza administrativa.

Algunos de los propietarios se están agrupando para dar a conocer la noticia a la mayor parte de los afectados, convocando una reunión informativa para el día 3 de octubre de 2015 a las 10:30 horas, en las instalaciones del mismo Parque San Jaime.

Si está interesado en tener más información sobre esta cuestion no dude en contactar con nosotros.